La Piñata

Se dice que las piñatas vienen de China. Durante el Año Nuevo se hacían imágenes de vacas o bueyes que se rellenaban con semillas. Si la persona encargada de romperla tenía éxito, habría buena cosecha y las personas guardarían las semillas durante todo el año como amuleto de la buena suerte.
Yo conocí las piñatas desde que era niña durante la época de las posadas. Me acuerdo que en mi casa se compraba la piñata, se rellenaba de fruta de temporada  (naranja piñatera, limas, jícamas) y dulces. Después la colgaban de un “mecate” y dos hombres de la familia se subían a algún sitio de altura llevando cada uno de ellos un extremo de la cuerda para mover la piñata y hacer que fuera más difícil atinarle. Nos formaban después por edad y estatura. Los más pequeños iban primero. Cuando te tocaba a ti, te vendaban los ojos, te daban un palo y te daban muchas vueltas para desorientarte.
Según la tradición, la piñata en forma de estrella con siete picos, representaba al diablo y a los siete pecados capitales. El niño con los ojos vendados y el palo representan la fé inquebrantable. Las vueltas que te dan antes de que puedas pegarle a la piñata representan la desorientación de las tentaciones.
Me acuerdo de la sensación de la pañoleta que me cubría los ojos y cómo me hacía aguzar los sentidos. Sabía que mis sin ver y con mis tíos tirando de la cuerda era casi imposible asestarle un golpe a la piñata. Todos los que estaban alrededor cantaban la tradicional canción:
Dale, dale, dale,
No pierdas el tino,
Porque si lo pierdes,
Pierdes el camino.
También sabía que mi turno iba a durar lo que durara la canción, así que hacía mi mejor esfuerzo por concentrarme, por escuchar, por percibir lo que pasaba a mi alrededor y así lanzaba un golpe, y otro y otro. Finalmente daba con la piñata. Lo intentaba otra vez, con perseverancia. Sabía que si no lograba romperla, por lo menos conseguiría fracturarla o arrancarle un pico, que después era muy útil para guardar la fruta y los caramelos que caían cuando alguien rompía la piñata.
Creo que la mejor enseñanza de estas fiestas y de mi querida piñata, es precisamente la idea de concentrarse en el objetivo y perseverar; de saber que a pesar de las circunstancias adversas, la perseverancia y la tenacidad nos llevarían a conseguir lo que queríamos.
Les deseo un fin de año rodeados de seres queridos y un 2014 en el que domine la tenacidad (para añadirse un “retour”, para añadirse un idioma, para conseguir 150 días de trabajo, para sacarse un diploma de máster o para acabar el manual de Competent Comunicator de Toastmasters)  sobre las circunstancias.
Imagen

Words are Powerful

I came back to my Toastmasters club after being away for almost a year. I got a Master’s in Conference Interpreting, which means I did a whole lot of public speaking, speech writing and feedback sessions during that time. However, I felt a certain level of intimidation which lead me to procrastinate and put off Project 4 because everybody says that this speech is precisely when things start getting difficult. Being a skillful public speaker is no easy task and you can see how challenging it can be from your Icebreaker. So, what is it about Project 4 that makes it so challenging? In the opinion of several senior members of the club, the difficulty resides in the precise requirements you have to meet for this speech.

The main premise of this project is that words are powerful because they convey your message and influence the audience and its perception of you. That is why you have to choose and arrange your words carefully. You have to make sure every word adds value, meaning and impact to the speech. If you want to do a good job, this will take time.

How to prepare your speech.

Since I had been away for so long, I felt I needed to go back to the basics. I looked over the executive summaries and evaluations of previous speeches. I actually paid special attention to Project 2 Organize Your Speech. My master’s taught me how to analyze the structure of a speech, and to me, making sure I had a good foundation, allowed me to stay on track. I found it very useful to write down the points I wanted to make in my speech on small note cards, using one card per idea and one sentence per idea, as suggested in the Competent Communication manual. Narrowing all the things I have to say down and making them fit in 5-7 minutes and three main points can be very challenging, but the note card technique helps me make my ideas more tangible, and since I can grab them and place them where I want, it’s also a good way to visualize the outline of your speech before you get to writing.

The next thing I did, was to actually write the objectives of this project on  a separate set of note cards. This was even more helpful to me that making a list on a piece of paper because I could constantly be referring to them in a three-dimensional sort of way. If you constantly check your objectives you can be sure you won’t leave any out and you won’t get side-tracked.

Objectives

  • Select the right words and sentence structure to communicate your ideas clearly, accurately and vividly.
  • Use rhetorical deices to enhance and emphasize ideas (I also wrote definitions and examples of rhetorical devices on my cards: simile, metaphor, alliteration and triads.)
  • Eliminate jargon and unnecessary words. Use correct grammar (objective achieved thanks to my mentor)
  • 5-7 minutes (around 900 words)

Speech

The swans in the booth

August 1519. Two worlds collide: Old Spain versus Ancient Mexico; Hernán Cortés and Xicotencatl face each other, in a moment that changed the course of History. And in between them stands an interpreter. Her name is La Malinche. She spoke the language of the Mayans, the Aztecs and the language of the newcomers. It was thanks to her intellect and her words that Hernán Cortés forged the alliances that brought down the mighty Aztec Empire and eventually gave rise to a new nation.MALINCHE2-640x415

La Malinche was Cortés’s interpreter. Fellow Toastmasters, Madam Toastmaster, I am an interpreter too.

Please note that I said “interpreter” and not “translator”. This is because they are very different professions. Although they both love languages, interpreters deal with spoken language. Translators deal with written text.  Interpreters work in the present allowing people to communicate here and now. Translators have the benefit of extra time. We could say that  interpreting is like a live broadcast and translating like a recorded program.

Imagine you are interested in becoming an interpreter. How do you go about it?

While there isn’t just one correct way to become an interpreter, it is usually recommended to get a master’s in Conference Interpreting.

Interpreters come from many walks of life, but regardless of your background, it is important to have a very broad general knowledge and a natural curiosity. At any given time, you might need to know who Mikhail Gorbachev is, why the Mona Lisa is also called La Gioconda, and of course you have to keep on top of current affairs.

Now that we know that a potential interpreter needs to love languages, and trivia, let’s talk about the skills that you need to develop in order to become a successful professional interpreter.

First and foremost, you need to work on your listening skills. Why? Because you can only interpret what you understood, and you can only understand if you were listening carefully. You also have to have an excellent short-term memory.  How could you repeat an idea in a different language if you forgot what the speaker just said?

The next skill you’ll have to develop is public speaking, very much like  in Toastmasters, because after all, you are speaking to an audience. A good training program should also include a fair share of voice training to make sure we learn how to take care of our instrument.

Finally, there needs to be a strong emphasis on stress management. Several studies have confirmed that interpreting is a  high-stress profession. We are often under the pressure of having to present interpreted material in split seconds so that other people can make decisions based on that information. We are constantly multitasking: listening, speaking, reading, looking words up, dealing with strong accents, and with the unknown. I’m telling you, it’s like an extreme sport much better than bungee jumping in terms of adrenaline.

Now let me show what happens once an interpreter is in the booth. Many people have asked me if we really interpret what the speaker is saying at the exact same time. Well, the truth not quite. In fact, we have to wait a few seconds for the speaker to utter a complete unit of meaning. We really can’t say a word until we know what the speaker wants to say. However, once we have our first morsel of information the true magic begins.booth2

Imagine that you are the speaker. You get invited to give a talk about something you feel very passionate about, such as, how to honor your own “negative” emotions to better deal with them.

As your interpreter I would be sitting in my booth listening very carefully to what you say. I’d be looking for emphasis, body language, nuances and, of course, facts. Then, I would quickly analyze all this information, synthesize it and give it to the audience in a nice digestible package (in another language.)  Keep in mind that as I speak, I will continue to actively listen to your message.

IMG-20130827-WA0001
Courtesy of Lara Weaver

As you might imagine, performing all these actions at the same time is very challenging because, on top of everything, you need to sound calm. Just like swans,on the surface we will look elegant and in control of the situation, while underneath, we’ll be paddling for our dear lives.

Now that you know what interpreters are, what we do and how we do it, it is time to ask the million-dollar question:

In a world in which everyone is learning English, why would anyone need to hire an interpreter? What value does interpreting add?

In order to answer this question, I’d like you to consider precisely this idea that English is enough. It isn’t.  Even if everyone in a multilingual setting spoke and understood English really well, why should we insist on this illusion of “one-language-fits all?”

If instead of forcing everyone into one language, we allow languages to be something plural, we will be establishing and honoring the social reality of difference.

The value that interpreters add is that they handle these differences and still allow you to connect. They work in the present moment to create relationships and these relationships shape society.

Since time, culture and power are now visible, interpreting helps us use languages in a truly plural social interaction that can bring about change, big change, that can even alter the course of History.

Feedback

One of the reasons many people join Toastmasters is the feedback. I got very positive comments about my speech and delivery. However there are a couple of things that came up a few times in the feedback forms and that actually had appeared before:

  • I didn’t include a personal anecdote that allowed the audience to know me (I almost never do)
  • If the conclusion is good enough, you don’t need to say “to conclude” (This is debatable, I don’t think it is a bad idea to let your audience know what’s happening)
  • I was looking for the next visual before I needed it (guilty as charged! My visual aids are a huge memory aid for me. I’ll have to work on showing them more naturally and at the right time.)
  • Timing: 7:01. Although I was within the limit, this was perhaps the most challenging aspect about preparing for the speech. It took a lot of effort to get it down from its original 11 minutes to 6:50 when I was practicing. I think part of the problem was in fact the word density, and the fact that I use pauses and intonation to make sure my speech is musical and pleasant. A good way for me to practice timing and make sure I’ll get it right is to record myself with my webcam or smartphone. That way I know exactly how long I’m taking, I pinpoint difficult sections, awkward movements and pronunciation errors.

 Sources

Most of the content came from my own recent experience and from all the stories I heard about La Malinche while growing up in Mexico.

Mis símbolos favoritos

Como anuncié anteriormente en la entrada sobre la memoria, para sentirse cómodo en la toma de notas es indispensable desarrollar un sistema propio de toma de notas y pulirlo de vez en cuando.

Para mí, lo primero que tuve que dominar, fue la diagonalidad y la selección de la palabra correcta que me recordara el sujeto, el verbo y el complemento. Una vez que eso estaba más o menos bajo control, me dediqué a trabajar en la separación de ideas y en los enlaces.

Como hay ya muchas entradas muy completas sobre esta modalidad y sus dificultades, en esta ocasión simplemente voy a compartir algunos de los consejos que me resultaron más útiles y mis 20 símbolos favoritos.

Consejos

  • Escucha mucho a los que tienen más experiencia que tú y aprovecha sus consejos. Si tienes oportunidad de enseñarle tus notas a un profesor para que te haga comentarios, adelante.
  • De los comentarios de mis profesores obtuve unas cuantas enseñanzas valiosas. Por ejemplo, una profesora de La Laguna me dijo que intentara gastar más papel (lo siento por los ecologistas), es decir, que abriera mis notas y que procurara tener tres ideas separadas por página tamaño A5. Este fue una buena táctica  para mí que tengo una escritura muy apretada y al obligarme a tomar notas con más aire, me resultaba mucho más fácil descifrarlas después.
  • Otro comentario muy importante de otra profesora es que realmente tenía que intentar escribir con letra legible desde el principio, porque si no se vuelve un problema que solo empeora cuando el discurso gana en velocidad y complejidad. En algunas ocasiones optaba por escribir las palabras clave en mayúsculas y así eliminaba el margen de error.
  • Cuando un profesor o un compañero me indicaban me había tenido algún error (por ejemplo que tuve un enlace incorrecto, o me faltó un matiz importante) intentaba preguntar siempre cómo lo hubieran anotado ellos. Normalmente mi error se debía a que no tenía un símbolo o abreviatura, o que lo que tenía no era suficientemente claro.
  • En ocasiones me daba cuenta de que mis prestaciones bajaban en precisión. En este caso una profesora me comentó que tenía que elegir mejor la palabra o símbolo que debía utilizar. Esto me sirvió mucho para escribir menos y así ganar velocidad y recuperar precisión y confianza.
  • En general cuando notaba que mis notas se “ensuciaban” (demasiadas palabras, ambigüedad, falta de información) me ponía a trabajar las notas con un texto. Cuando se trabaja con un texto escrito, se elimina la presión del tiempo y uno puede dedicarse realmente a ver cuál es la mejor manera de sintetizar esa información y ver cómo se puede representar de la manera más adecuada posible. Además, cuando usaba textos del periódico mataba dos pájaros de un tiro. Trabajaba la técnica (puliendo, buscando símbolos ad-hoc, etc.) y me mantenía informada.
  • Por último, además del magnífico libro Note-taking in Consecutive Interpreting de Rozan, una de mis más valiosas fuentes de símbolos y abreviaturas fueron mis profesores y compañeros, porque como  me dice mi mamá, mucho aprende el que mucho pregunta.

Símbolos

A continuación presento una lista de mis 19 símbolos favoritos  con una pequeña descripción, con el correspondiente agradecimiento a los compañeros y profesores que los compartieron conmigo.

La memoria en la interpretación consecutiva

En este vídeo aparezco tomando notas y después haciendo una interpretación consecutiva.
Quiero destacar que al principio de la formación en el Máster de Interpretación de Conferencias de la Universidad de La Laguna no entendía por qué se enfatizaba tanto el desarrollo de la memoria o la toma de notas. A ratos esto parecía un martirio pero poco a poco el método fue cobrando sentido.

Los elementos que resultaron más importantes para aprender la toma de notas fueron

  • La memoria
  • El análisis
  • La consolidación de un sistema propio de notas

En esta entrada compartiré mis reflexiones sobre la memoria y más adelante hablaré sobre los otros dos puntos.

La memoria

Es muy importante desarrollar la memoria porque es una herramienta vital en nuestro trabajo. Cuando estudié en danza en la Universidad de Nuevo México, estudiamos mucho la Teoría de las inteligencias Múltiples de Howard Gardner y durante mi formación en el máster, especialmente durante la fase de memoria, tuve muy presente esta teoría por dos razones. La primera es como en la fase de desarrollo de memoria no nos dejaban apuntar ni dibujar nada, había que hacer uso de otras inteligencias y otras memorias. Según Gardner, cada persona posee las siguientes inteligencias en mayor o menor medida:

Inteligencia lingüístico-verbal

Inteligencia lógica-matemática

Inteligencia espacial

Inteligencia musical

Inteligencia corporal cinestésica

Inteligencia intrapersonal

Inteligencia interpersonal

Cabe preguntarse si frente a todos estos tipos de inteligencia existirán entonces varios tipos de memoria. La respuesta es que sí existen varios tipos de memoria y son los siguientes: memoria inmediata, memoria a corto plazo, memoria a largo plazo, memoria semántica, memoria episódica, memoria procedimental, o la memoria implícita. Cada tipo de memoria refleja diferentes procesos psicológicos localizados en diferentes zonas del cerebro. Además existen pruebas convincentes neuropsicológicas convincentes que muestran que la memoria lingüística se puede separar de la memoria musical, de la memoria muscular o de la memoria que nos permite reconocer formas, caras o lugares. Así que cuando trabajamos para mejorar nuestra memoria, sabemos que para recordar un discurso o un argumento, no sólo basta con recordar una definición, o un nombre, sino que tenemos que ser conscientes de que tenemos otras herramientas o memorias que nos permitirán reconocer un patrón o estructura (la lógica de un discurso), o recordar un patrón visual, musical, una cifra o un movimiento corporal. Cada una de estas herramientas puede tener un proceso mnemotécnico separado, pero todas pueden (y deben) activarse para ayudarnos a obtener el resultado final.

En mi caso, como estudié danza, estaba acostumbrada a confiar en mi memoria muscular (levantar una mano, contar con los dedos, hacer una ligera inclinación, dar un pasito hacia adelante) para codificar y luego para recordar y reformular. También como bailarina especialmente de flamenco, tuve que afinar mucho el oído para reconocer patrones (tanto musicales como de movimiento), así que no tengan miedo de cantarse una melodía en la cabeza para ayudar a recordar alguna parte del discurso.

La memoria visual no era mi fuerte, pero si conocí a varios compañeros que eran capaces de visualizar mapas mentales y nubes con palabras clave. Intenté este método pero me funcionaron más las referencias espaciales, supongo que por mis conocimientos de la teoría del movimiento de Laban. Lo que quiero enfatizar es que hay que confiar en que tenemos infinidad de recursos que quizás hayamos desarrollada en disciplinas que no tienen nada que ver con la interpretación de conferencias y que no hay que dudar en usarlos y en seguir cultivándolos.

Para saber más sobre las Inteligencias Múltiples:

FAQ

In a nutshell

Para saber más sobre interpretación consecutiva:
My Consecutive Kit

Me duele el cuello

Como a muchas personas que trabajan largas horas sentadas y en tensión, a los intérpretes a menudo nos duelen los hombros y el cuello. Además de lo incómodo que es aguantarse el dolor, cuando se sufre durante mucho tiempo el problema se puede cronificar y ocasionarnos migrañas, cefáleas tensionales, problemas con la voz o simplemente un dolor tan persistente que afecta nuestra calidad de vida (sin mencionar ya la calidad de nuestro trabajo).

Sin duda alguna, cuando los problemas de dolor en esta zona del cuerpo se vuelven muy serios hay que ir con un profesional. Sin embargo, no siempre podemos ver a un profesional en el momento deseado y mientras tanto hay que aguantar el dolor, dolor, dolor.

La buena noticia es que hay maneras de cuidarse y de ayudar a paliar el dolor cuando la atención de un profesional no está a nuestro alcance. Yo tengo dos remedios para cuando las cosas se ponen difíciles, es decir, para cuando siento mucha tensión, mucho dolor y tengo que seguir trabajando.

Mi primer arma secreta es el yoga. Aquí nuevamente lo ideal sería apuntarse a una clase e ir por lo menos una vez a la semana. Es importante aprender a hacer las posturas bajo la supervisión de un profesional. Sin embargo, en algunos momentos de la vida, las clases no son compatibles ni con mi presupuesto ni con mi horario, así que les dejo este magnífico recurso que he usado desde 2007:

www.yogamazing.com

Uno de los vídeos más recientes que han publicado es perfecto para los dolores de cuello, pero les recomiendo que exploren libremente. Hay muchos vídeos muy interesantes.

Mi segunda arma secreta es el automasaje. Esta ténica me la enseñó una masajista profesional en Albuquerque. Consiste en meter dos pelotas de tenis en un calcetín y atar un nudo muy tenso.Pelotas de tenis para el automasaje Después se coloca una esterilla (como la que usamos para practicar yoga) y nos tumbamos colocando el calcetín debajo de la zona del cuerpo que deseamos masajear. Hay que probar con mucha delicadeza porque tenemos que ser capaces de controlar si dejamos caer todo el peso del cuerpo sobre la zona tensionada o no. Después se pueden hacer pequeños movimientos repetitivos circulares, verticales u horizontales hasta que la zona se relaje. De nuevo nunca está de más consultar con un profesional ya que algunos desaconsejan dar este tipo de masaje directamente sobre las vertebras (aunque no hay problema si se trata la zona de alrededor). A mí personalmente esta técnica me ha sacado de muchos apuros y me ha ayudado a controlar el dolor de manera muy efectiva.

Espero que les serivan estos consejos.