CURSO PARA HABLAR BIEN EN PÚBLICO

Si necesitas mejorar tus habilidades para hablar en público en inglés, ¡este curso es para ti!

  • Adquiere confianza en tus propias habilidades en un ambiente distendido y amigable.
  • Aprende técnicas básicas de respiración y de relajación.
  • Mejora el contacto visual y el lenguaje corporal para hablar con más naturalidad.
  • Técnicas del uso de la voz (proyectar la voz, volumen, tono, ritmo, etc.)
  • Mejorar tu pronunciación para que el mensaje pase con más claridad.
  • Improvisación y discursos preparados.
  • Escucha activa, retroalimentación constructiva.

Si quieres leer las opiniones y comentarios de antiguos alumnos haz clic aquí.

Para participar es necesario tener un nivel intermedio alto o avanzado de inglés.

Fechas y horarios:

Martes 10 de marzo 19:30-21:30
Jueves 12 de marzo 19:30-21:30
Martes 17 de marzo 19:30-21:30

Coach: Aline Casanova es intérprete de conferencias, Toasmaster y profesora de inglés. Ha realizado estudios de danza, técnicas de voz (canto, declamación) y oratoria en EE.UU. y en España.

LUGAR:
Hexagone Language Solutions
C/ Meléndez Valdés, 14  28015 MADRID
(metros: Quevedo, San Bernardo, Argüelles)

Matrícula: 85 €

Curso bonificable a través de la Fundación Tripartita Hexagone se encarga de todos los trámites por un coste adicional de 10 €.
Si estás interesado en participar, puedes inscribirte antes viernes 6 de marzo en el siguiente link: Inscripción

Si tienes cualquier pregunta puedes contactar con Eva Rodriguez en el 915632148 o por email: eva.rodriguez@hexagone.esunnamed

Sigue leyendo

Anuncios

La Piñata

Se dice que las piñatas vienen de China. Durante el Año Nuevo se hacían imágenes de vacas o bueyes que se rellenaban con semillas. Si la persona encargada de romperla tenía éxito, habría buena cosecha y las personas guardarían las semillas durante todo el año como amuleto de la buena suerte.
Yo conocí las piñatas desde que era niña durante la época de las posadas. Me acuerdo que en mi casa se compraba la piñata, se rellenaba de fruta de temporada  (naranja piñatera, limas, jícamas) y dulces. Después la colgaban de un “mecate” y dos hombres de la familia se subían a algún sitio de altura llevando cada uno de ellos un extremo de la cuerda para mover la piñata y hacer que fuera más difícil atinarle. Nos formaban después por edad y estatura. Los más pequeños iban primero. Cuando te tocaba a ti, te vendaban los ojos, te daban un palo y te daban muchas vueltas para desorientarte.
Según la tradición, la piñata en forma de estrella con siete picos, representaba al diablo y a los siete pecados capitales. El niño con los ojos vendados y el palo representan la fé inquebrantable. Las vueltas que te dan antes de que puedas pegarle a la piñata representan la desorientación de las tentaciones.
Me acuerdo de la sensación de la pañoleta que me cubría los ojos y cómo me hacía aguzar los sentidos. Sabía que mis sin ver y con mis tíos tirando de la cuerda era casi imposible asestarle un golpe a la piñata. Todos los que estaban alrededor cantaban la tradicional canción:
Dale, dale, dale,
No pierdas el tino,
Porque si lo pierdes,
Pierdes el camino.
También sabía que mi turno iba a durar lo que durara la canción, así que hacía mi mejor esfuerzo por concentrarme, por escuchar, por percibir lo que pasaba a mi alrededor y así lanzaba un golpe, y otro y otro. Finalmente daba con la piñata. Lo intentaba otra vez, con perseverancia. Sabía que si no lograba romperla, por lo menos conseguiría fracturarla o arrancarle un pico, que después era muy útil para guardar la fruta y los caramelos que caían cuando alguien rompía la piñata.
Creo que la mejor enseñanza de estas fiestas y de mi querida piñata, es precisamente la idea de concentrarse en el objetivo y perseverar; de saber que a pesar de las circunstancias adversas, la perseverancia y la tenacidad nos llevarían a conseguir lo que queríamos.
Les deseo un fin de año rodeados de seres queridos y un 2014 en el que domine la tenacidad (para añadirse un “retour”, para añadirse un idioma, para conseguir 150 días de trabajo, para sacarse un diploma de máster o para acabar el manual de Competent Comunicator de Toastmasters)  sobre las circunstancias.
Imagen

Consejos para mejorar la memoria y el dominio de las lenguas B

Foto de Juan Ramón Rodríguez Sosa

Hace poco leí en Interpreter Training Resources dos de los mejores consejos que he encontrado este año para trabajar  la memoria y los idiomas al mismo tiempo. Como tengo una tendencia natural a hacer varias cosas a la vez, uno de mis mayores retos en general es el de mantener la concentración en una sola cosa durante el tiempo que sea necesario, ya que según muchos estudios y muchas técnicas de meditación y aprendizaje, así se aprende mejor y más rápido.

Una de las metas que me he fijado de aquí a tres meses es la de rescatar mi nivel de inglés para que vuelva a ser una lengua A en toda regla y mejorar mi nivel de francés para que pase de lengua C a lengua B.

Los ejercicios que he empzado a hacer son los siguientes:

1) Elegir un texto bien escrito y aprender de memoria entre 5 y 10 líneas del texto todos los días. Al día seguiente, antes de aprenderme el siguiente fragmento, recuerdo la sección anterior.

2) Elegir una entrevista y aprenderse de memoria un fragmento de uno a dos minutos. Imitar la entonación y la pronunciación del orador.

Ventajas:

Con estos ejercicios he conseguido ampliar mi vocabulario pero no con palabras aisladas sino con estructuras enteras. Además de ejercitar la memoria y la concentración he rescatado estructuras de lenguaje que habían caído en la pasividad (o sea que obtengo tres ventajas invirtiendo el tiempo en un solo ejercicio).

Observaciones:

Mi formación como bailarina me enseñó a evaluar si una técnica es coherente y conduce a una mejora progresiva, y tras meditar un rato en la introducción de estos ejercicios a mi rutina de estudio diaria, decidí que me gustaban por que el avance es progresivo, evaluable y no supone un esfuerzo poco realista en cuanto a tiempo o capacidad.

Mi formación en pedagogía (de la danza y de inglés) me dio suficientes herramientas para formarme mi propio plan de acción, evaluación y retroalimentación. Mi plan de acción consiste en hacer ambos ejercicios todos los días pero alternando los idiomas. Es decir que un día trabajo el inglés y otro día trabajo  el francés. Así no me agobio.

Consejos:

Para trabajar el inglés elegí un buen libro para el primer ejercicio y las presentaciones de www.ted.com para el segundo. TED tiene transcripciones interactivas, lo cual me permite trabajar fragmentos muy pequeñitos al principio para luego alargarlos poco a poco. Así puedo enfocarme de verdad en perfeccionar detalles. Me gustó también descargarme el vídeo en Itunes porque así me distraigo meno con todas las posibilidades de Internet (la comunicación 2.0 es una gran aliada pero también puede ser un enemigo).

Para trabajar el francés estoy usando textos de Le Monde Diplomatique y los vídeos de www.french.yabla.com que aunque no es gratis, es excelente porque además de las prestaciones de la página web me puedo descargar los vídeos y transcripciones. Otra página que me gusta mucho y sí es gratis es www.lingq.com, lo malo es que no tiene vídeos.

Es indispensable grabarse y escucharse . Yo uso el programa Audacity y guardo mis prácticas en una carpeta bien catalogada. Cada sesión comparo mi voz con los originales y cada semana comparo mis grabaciones anteriores para comprobar si he mejorado y en qué.

Siempre viene bien tener en cuenta nuestra propia manera de aprender. En mi caso las relaciones musicales y kinestésicas son bastante importantes.  A veces memorizo mejor si me invento una tonada, si encuentro rimas, imágenes impactantes o bien si me imagino los pasos de una coreografía.

Por último, para mí es importante  pedirle a un nativo del idioma en cuestión que me escuche y me dé su opinión. A veces entro en debates eternos sobre cosas como la pronunciación de una “e” por aquí o un sonido nasal por allá pero tiene la ventaja de que el debate me permite practicar la lengua en cuestión y que al final esa persona me dice si lo he dicho bien o si tengo que afinar algo que quizás se escape a mi percepción.

Estos ejercicios me han dado una dirección de trabajo clara, gradual y motivante.

Ideas para mantener tus idiomas activos

Hace unos meses, un buen amigo, Bertrand Debarnot, fundó en Madrid un club de debate y conversación en francés. El club se reúne cada dos semanas en la Biblioteca Central para una sesión en la que hay una frase del día, una presentación y una sesión de debate. Después, los que podemos nos vamos a un bar que está en la esquina para continuar la agradable convivencia en francés.

Las ventajas que me ha aportado esta actividad en comparación con una clase tradicional o un intercambio tradicional son las siguientes:

  • Nos reunimos cada 15 días, con lo cual el pretexto de que no tengo tiempo, no vale. Me organizo y ya está.
  • Es gratis. Eso es. No hay cuota mensual, ni anual ni matriculación.
  • Gracias a la estructura de la primera parte de la sesión, cada vez aprendo algo, me llevo alguna corrección, alguna mejora y amplío mi cultura general.
  • La sesión informal en el bar me recuerda la experiencia de imersión total que tuve el verano pasado en Niza y practico todo el vocabulario necesario para una interacción social natural y agradable.
  • Además de la reunión el blog de DialoguesMadrid me ayuda a no desconectar del todo entre sesiones.

Les dejo un enlace para leer el artículo que ha hecho el periódico Le Petit Jounal y ver la foto del club.

http://www.lepetitjournal.com/communaute-madrid/97334-dialogues-madrid-la-langue-de-moliere-autour-dune-biere.html

¡Enhorabuena, Bertrand!

It’s not a matter of will, it’s a matter of time, really.

That’s right. Everybody says that when there’s a will there’s a way, but I work full time and I’m starting a business. I really want to keep up my working languages and improve my passive language, but so far, I’ve only been able to stay afloat and not loose what has taken me years to achieve.

So here is what I do and I hope it helps other aspiring linguists with tight schedules

English

My husband and I speak English at home and we watch all our entertainment in that language. That helps a lot, but it’s not enough. Since I know he understands Spanish perfectly, I get lazy and do the very Chicano code-switching. In order to remedy this dangerous complacency, I take every opportunity I have to speak to a native English-speaker. I stay in touch via e-mail with some of my friends from college and I read the news in English every day. Every third boob I read is written in this language and I teach one English class a week. This particularly interesting because, on top of the extra income, it provides me with a scheduled opportunity to research vocabulary or rules of style, not to mention it keeps my oral skills in check.

My secret weapon, though is  my membership and regular attendance to a local chapter of the international leadership and public speaking club Toastmasters. I stress the fact that I attend regularly because otherwise is near pointless. this club meets every two weeks giving me the opportunity to interact with other native speakers, bilingual people and Spaniards with varying levels of proficiency. When following the program you are assigned a mentor who will help you prepare your first four speeches. Writing a speech has been a very interesting learning experience. Interpreters have to render a speech in a different language on a regular basis, but they never really get to write and deliver their own. So by doing this, I’m gaining valuable insight into my future clients’ perspective (I remain optimistic). Another added benefit of the Toastmasters program, is the fact that they suggest several techniques to improve your public-speaking voice. In my experience, this is crucial and should be part of every training program. Knowing how to use your voice will help you prevent voice strain caused by improper breathing, and it will also help you correct certain unpleasant qualities such as mumbling, exceeding speed, monotony or exceeding volume.

French

French is my passive language. I have been studying French for a few years now and spent some time in beautiful Nice last summer. Although I love the language, the fact that my husband has no interest in learning it whatsoever means that I can’t sneak in the winner combination of business and pleasure and watch a movie in French from time to time. I have to do magic and find time to stay in touch with this language. I read some international headlines and news summaries from different sites in this language on a daily basis and I try to listen to the radio at least three times a week.

Same as with English, I try to stay in touch with my French-speaking friends and I replicated the secret-weapon-strategy of joining a conversation club. DialoguesMadrid also meets twice a month at a public library. We first have a structures session in which there is speaker who delivers a “mot-du-jour,” then there is a features speaker who delivers a presentation on a topic of her choice (previously approved by the moderator) and then the speaker opens the floor for debate. After the library closes, we head out to a bar and have an informal social interaction. DialoguesMadrid has the additional benefit of the blog that Bertrand, the founder and moderator, writes. In the blog hw published regular posts in different categories such as “le verb du jour”, “l’expression du jour” or “petites histoires”. Besides adding this blog to my daily French reading, I like that Bertrand (the blogmaster and founder of the club) publishes an account of each session and evaluates the speaker giving grammar or vocabulary corrections and an overall account of their performance.

Spanish

Spanish is my native language and here I feel I can add a lot of value if I manage to overcome a challenge. I was born and raised inMexico and I’m trying to enter the European market. What does this mean? Well, it means that from past experience I know some agency seek me out because I can deliver an interpretation in a very neutral and internationally understood of Spanish that makes me aware of the cultural nuances of Latin-America, but it also means that if my accent doesn’t sound neutral enough on the phone when a potential client calls me, it can be a huge turn-off for them and I may loose the job. I have learned not to take this personally.

In order to absorb the way my potential clients use language (inSpain, specifically) I read the news, books, go to the movies, but mostly, I listen. I work as an office manager in a financial firm inMadrid, and besides the fact that it has given me perspective and economic stability, this job has provided me with the invaluable opportunity to be inside my potential clients’ shoes. Everyday, I listen to all the things my colleagues say and to the way they say them: inflection, context, emotional charge, demeanor. I am aware that many speak good  English but I’m also aware of the language needs that go unmet. I wish I had done this the first time I dove into the freelance world, but the opportunity wasn’t there, I was a recent immigrant back then.

Mexico lives in my heart and I must never forget the wonderful and playful way in which people speak back home. Their choice of words, their nuances and inflection add richness to the A language into which I will interpret that must never be forgotten or underestimated. To keep my Latin-American connection to language alive, I simply let it flow whenever there is a chance.